viernes, 28 de julio de 2017

BUEN DÍA...!!!


El libre albedrío; las almas, su evolución y reencarnación...♥





Este es el comentario que Carmen dejó en la entrada anterior.

Carmen: Que complicado es esto! me vienen un montón de preguntas, si nuestras reencarnaciones es para que el alma vaya evolucionando y nosotros antes de encarnar elegimos la vida que queremos vivir, para así poder evolucionar más rápido o más despacio, da la sensación de que la vida ya está escrita, ¿Dónde queda el libre albedrío? Y si tengo que aprender de mis errores cometidos en otra vida, como poder superarlos ¿si no los recuerdo?¿cómo se que no voy a cometer los mismos errores vida tras vida? y si el alma evoluciona por el amor hacia los demás entregando nuestro amor incondicional, pero hay personas que nos transmite malas vibraciones, que incluso una charla con ellas nos deja como si nos hubieran absorbido la energía, agotados, exhaustos, incluso pesimistas, puedo ser tolerante con ellas pero no puedo tenerlas cerca, por lo tanto no puedo amarlas, eso influye para que mi alma no evolucione?
Como veis son unas preguntas muy interesantes y creo que todas nos las hemos hecho más de una vez.


Sí, como almas que somos, estamos en constante evolución. Unas veces decidimos encarnar en la tierra, otras en otros lugares o también podemos estar el tiempo que consideremos oportuno, siendo almas sin encarnar. Todo ello es correcto.


Antes de encarnar, como almas, sabemos qué vamos a vivir. Para ello, elegiré a las almas y circunstancias adecuadas que me enseñen ese aprendizaje. Normalmente, suele empezar por casa, o mejor dicho, por los padres que tenemos, la educación que recibimos, el país y la época en que nacemos, etc. Todo ello, en teoría, es lo más idóneo para nuestra evolución como alma.


Al nacer, no solemos recordar qué hemos venido a aprender. Nuestro entorno, ya sea feliz o complicado, lo hemos elegido nosotros; otra cosa, es que en ya encarnados, además de ser alma, somos cuerpo, tenemos un físico y emociones. Luego, lo que a priori parecía sencillo como alma, se complica como ser, debido a las emociones.


Hablar del libre albedrío es como hacer la pregunta del millón, jaajajja. Hay filósofos y teólogos que se dedican a estudiarlo y al final, cada uno tiene su propia teoría. Contaré la mía.


Parte nuestra vida está determinada y queda poco espacio para el libre albedrío. Digamos que la vida es como hacer un viaje, como por ejemplo, ir de San Sebastián a París. Puedo ir andando, en coche, autobús, tren, avión, sola, en compañía, en verano o invierno, etc. Ir a un hotel de cinco estrellas o de camping. El viaje es ir de San Sebastián a París, o lo que es lo mismo, la vida; y, el cómo lo haga es el libre albedrío.


O dicho de otra manera, la vida tiene una meta, el avanzar, pero no soy consciente de qué tengo que aprender. Si observo las pruebas que he tenido que superar en la vida, me darán pistas para saber si he venido a aprender confianza, tesón, autoridad, abandono, complicidad, enfermedad, soledad, amor, etc...


El libre albedrío está en elegir lo que quiero, en la toma de decisiones, en cómo supero el obstáculo, la prueba. No en la meta, ni en la salida, sino en cómo vivirlo.


El que vengamos a evolucionar no significa que todos seamos amorosos y estupendos.Podemos necesitar vivir y a aprender lo que es el sufrimiento, el egoísmo, el dolor, y como alma es perfecto, aunque haga daño a los demás. Otros, han venido a aprender a no ser egoístas, a defenderse de la tiranía, etc. En todo lo que vivimos y hacemos hay un aprendizaje para nosotros y para todos los que nos rodean.


La evolución dependerá de cuánto amor sintamos hacia los demás, pero especialmente y sobre todo, hacia una misma. Si no te quieres, no podrás defenderte de la tiranía o del abuso de los demás. Saber poner los límites a lo que nos hace daño, también es evolucionar.


Todo lo que hagamos, pensemos, sintamos influye en nuestra evolución. Todo es movimiento. Al nacer se nos olvidó traer el manual de instrucciones. Muchas veces caminamos a ciegas, pero si somos fieles a nosotros mismos, nos queremos y respetamos, lo haremos extensible hacia los demás. Como no somos perfectos, nos enfadaremos, nos harán daño y también lo haremos nosotros. Cuanto más equilibrados estemos, seremos más capaces de entendernos mejor y por supuesto, también a los demás. Y ahí reside la evolución y el amor.


VÍA COMUNICACIÓN ENTRE DOS MUNDOS

BUENAS NOCHES...!!


CURIOSIDADES


SONRÍE...!!!


jueves, 27 de julio de 2017

BUEN DÍA...!!!


OSHO...EL HOMBRE QUE VIVE TOTAMENTE



"El hombre que vive totalmente no bebe alcohol ni toma ninguna otra clase de droga... Vivir totalmente es tan gozoso que no quieres destruir tu gozo bebiendo alcohol. El alcohol lo necesita la gente miserable, la gente cargada de problemas, la gente que de alguna forma quiere olvidar sus problemas, sus ansiedades, al menos durante unas horas...
El hombre que vive plenamente pierde la ambición, porque es tan feliz en este preciso instante que no puede concebir que algo mejor sea posible.... La locura común de la mente humana --el deseo de tener más y más-- se debe a que no estás viviendo plenamente. Siempre hay una brecha; falta algo. Sabes que las cosas podrían haber sido mejor. Todas las ambiciones son el resultado de vivir parcialmente, y aparece entonces todo el juego social: la gente quiere enriquecerse, ser famosa, ser un político, llegar a presidente o a primer ministro...

Un hombre que vive cada momento con tal intensidad que la vida se ha vuelto un paraíso, que la propia vida se ha vuelto divina, no necesita adorar estatuas, escrituras muertas, ideologías necias, supersticiones estúpidas".

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/